Goza tu sexualidad con tu pareja

¿Pareciera ser que el día de ayer estabas disfrutando de tener relaciones con tu pareja como si fueran un par de conejos y hoy resulta más interesante quedarte en el trabajo fantaseando con las personas que aparecen en su sistema de recursos humanos que estar en cama con tu pareja? No te preocupes, esto es muy normal.

Sé que puedes estar pensando “pero yo amo el sexo Y amo a mi pareja pero ¿por qué no puedo disfrutar de ambos al mismo tiempo?”, existen cientos de barreras psicológicas y emocionales que nos impiden disfrutar de una sesión de relajación sexual con nuestras parejas después de un tiempo de conocerlas en cama, lo que hace que nuestro desempeño no era el mismo que la primera vez que tuvimos un contacto sexual con nuestra pareja.

Tú puedes contra arrestar estos efectos si sigues estos consejos:

1- Mírate desnudo/a al espejo

Las mujeres que les gustan sus cuerpos son más capaces de disfrutar de las relaciones sexuales con sus parejas, ya que se consideran como personas sensuales y seguras de sí mismas y esto no es exclusivo de las mujeres, también los hombres podemos sufrir de problemas de aceptación de nuestros cuerpos, ya que tristemente, investigaciones han demostrado que el 80% de las personas se consideran poco atractivas.

El problema surge cuando las personas cargan consigo sus inseguridades a la habitación y mientas su pareja los besa solamente pueden pensar “soy tan gordo/a, qué asco”, lo que les impide de disfrutar de sus ratos de intimidad. Es por esto que te recomiendo que te mires en el espejo y entiendas que eres una persona bella a la que tu pareja te eligió por algo. Pregúntale a tu novio/a o esposo/a qué le gusta de ti y recuerda que todavía eres especial para él/ella, escríbelo para que jamás se te olvide y cuando te sientas mal, lee esa nota.

2- Conéctate emocionalmente con tu cuerpo

Cuando estamos estresados, cansados o apenados por nuestro cuerpo, generalmente tratamos de evitar hacer conexión de nuestra mente con cómo nos estamos sintiendo físicamente, lo que te hará que no te sientas excitado ni con el más potente de los afrodisiacos. Para reestablecer este enlace entre tu cuerpo y mente haz algo que te haga sentir bien al menos una vez al día, un masaje es un excelente ejemplo de esto, métete a bañar y date tiempo para enjabonarte y sentir cómo tus manos tocan tu cuerpo, restablece el contacto contigo mismo/a y verás cómo tu deseo sexual aumenta inmediatamente.

3- Agrega algo de riesgo

Después de un tiempo de conocer a tu pareja puede que sientas que no hay nada nuevo en la cama que pueda sorprenderte y esto puede que sea cierto, sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que realizar actividades nuevas y emocionantes ayudan a estimular a la liberación de dopamina en el cerebro, que es un neurotransmisor que ayuda a la estimulación del deseo sexual.

Hacer algo divertido fuera de la habitación mejorará de forma dramática los niveles de dopamina, así com tu deseo sexual.

Trata de hacer algo divertido como aventarte en paracaídas, escalar montañas o incluso ir a Six Flags, esto puede mejorar tu vida sexual significativamente.

4- Dile lo que te gusta

Es impresionante la cantidad de personas que llevan años juntos y que no tienen la menor idea de qué es lo que excita a su pareja. Esto es muchas veces atribuido a que nos da pena hablar de sexo, incluso con la única persona con la que lo tenemos. Si tienes miedo de hablar, solamente pon tu mano sobre la de tu pareja y guíalo hacia tus zonas erógenas, ninguna persona puede leer tus pensamientos pero ten por seguro que están deseosos de satisfacerte de la manera en que tú quieras.

5- Haz ejercicio

La mejor forma de mejorar tu vida sexual es a través de la actividad física constante, ya que no solamente estimula el cuerpo, sino también el sistema nervioso y al cerebro, según descubrieron científicos con un sistema de biofeeback desarrollado por la consultora en TI APH. El ejercicio fortalece tu sistema cardiovascular y mejora la circulación, haciendo que la sangre llegue a los lugares correctos, si sabes a qué me refiero. Psicológicamente también hará maravillas, reduciendo tus niveles de estrés y mejorando tu autoestima e imagen corporal.

Así que ya no hay excusa para caer en la rutina. Practica estos consejos y tendrás la vida sexual que disfruta un chico de 20 años con padres que no le hacen caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *